Galeria JORDI BARNADAS (Barcelona)

single-image

FERNANDO ADAM: TERRA ENDINS
LA SOLEDAD ESTABLECIDA

Vista general de la exposición

En la era de las comunicaciones avanzadas, del implacable dominio de las nuevas tecnologías, de la interactividad de las redes sociales, el ser humano está, viviendo su etapa más aislada dentro de una sociedad demasiado preocupada a nivel individual por los problemas del día a día, sin poder llegar a comprender su permanente estado de manipulación por parte de medios y de políticos.

El paisajismo y los personajes que Fernando Adam presentó del 14 de febrero al 2 de marzo en la galería Jordi Barnadas de Barcelona, si bien inspirados en Andrew Weyth, de paisajes áridos y casas solitarias, Adam les impregna un lirismo que sólo un artista sudamericano – aunque desde 1998 resida en Barcelona – sabe plasmar en sus obras.

Fernando Adam - Solo quiero vivir en tu isla 81 x 130 cm.

A través de una gama cromática árida en ocasiones, básica en otras, el espectador se enfrenta a unos trabajos que no son  ni idílicos ni contemplativos, ni agradables ni decorativos. Es una obra punzante donde esa soledad arquitectónica de la que hizo gala De Chirico a principios del siglo XX, está más presente que nunca.

Vivimos en la sociedad de la máxima comunicación, pero de la mínima información. Nos relacionamos con gente de los cinco continentes, y somos incapaces de saber cómo se encuentra el vecino de enfrente, ese ser humano que tenemos tan cerca físicamente, y tan lejos de nuestra mente.

 

Fernando Adam - El azul y las naranjas - Técnica mixta sobre lienzo - 89 x 146 cm.

El vacío y la soledad dominan la obra de Fernando Adam, de la que técnicamente puede apreciarse una aportación pictórica que oscila entre formulaciones figurativas y surrealistas, unificándose ambas vertientes en una invariable preeminencia de los elementos plásticos y formales. Casi podría decirse que el espectador contempla pequeñas naturalezas muertas, sin hablar de bodegones.

En esas arquitecturas perfectamente geométricas, en las que una escalera de pintor invita a subir, pera conducirnos a la nada, dentro de unas atmosferas situadas en pretextos visuales, donde se encuentran ubicados en espacios arbitrarios.

Trespassing Cristinas world 114x146 cm - Mixta sobre lienzo

Una de las obras más conocidas de Weyth: Christina’s World, es plasmada por Adam de forma menos detallista, y sin excesivo predominio de variedad de color. En una excelente copia, puede apreciarse una visión más adusta, más dura, a través de una pincelada mucho más impetuosa, y una gama cromática en absoluto bucólica, con dominio de pardos, en esa tierra árida y seca que en realidad es una metáfora de nuestra sociedad, mientras una joven, que en la obra de Weyth se comenta que sufría una enfermedad degenerativa, desea alcanzar lo imposible, a pesar de tratarse de una casa.

 

Fernando Adam - Territorios compartidos - Escultura en madera

El visitante pudo contemplar unas interesantes piezas escultóricas, como casas de muñecas, realizadas en madera. Sin embargo, dentro de esa curiosidad, se sigue escondiendo la permanente incomunicación del ser humano del siglo XXI, a pesar de llevar título como La vecindad, Territorio compartido o La masía.

A destacar en alguna obra, la combinación pictórica con pequeños elementos de madera en forma de casitas. Una escultura enmarcada en pintura que permite apreciar la imaginación del artista.

 

En conjunto, una exposición que denota una apuesta por parte de la galería de llevar a exhibición obra con mensaje, huyendo de la comercialidad, pero sintiendo que es necesario mostrar también una faceta de denuncia o reivindicación a través del arte.

Galería JORDI BARNADAS
C/ Consell de Cent, 347
Barcelona.

www.barnadas.com

Otros artículos