Disponibilidad de espacios publicitarios para promoción de su firma o actividad.

Publicite su firma o actividad a través de un baner o artículo con posicionamiento en Internet.

previous arrow
next arrow
Slider

MUSEU DEL MODERNISME DE BARCELONA – MINISTERIO DE DEFENSA

single-image

CUSACHS, LA MILICIA Y EL ARTE
Un homenaje al pintor, un reconocimiento a la Historia

La pintura militar es una rama muy especializada, que requiere tanto perspectiva como detallismo. Sólo se puede encontrar este tipo de pintura en estamentos relacionados con el mundo castrense o museos dedicados a este ámbito.

Y verdaderamente, al quedar relegada a un espacio tan concreto, limita la percepción que el público en general, puede hacer de su calidad, planteamiento y sobre todo, por el gran movimiento o acción que una obra de este tipo ofrece.

Organizada por el Ministerio de Defensa, el Museu del Modernisme de Barcelona  presenta hasta finales de septiembre, con visitas guiadas gratuitas,  la muestra “Cusachs, la Milicia y el Arte”, reúne la práctica totalidad de la obra del pintor procedente de los fondos de titularidad del Ministerio de Defensa. Setenta y una piezas de seis museos, unidades, centros y organismos de este Ministerio, a las que se suman tres obras del Museu Nacional d’Art de Catalunya y dos del Museo del Modernismo de Barcelona.

Cusachs La milicia y el Arte - Museu del Modernisme de Barcelona - Vista general de la muestra

Pintor autodidacta, independiente y apasionado, Josep Cusachs se convirtió en pocos años en uno de los especialistas de más renombre en temas del ambiente militar, que conoció de primera mano y con el que se sintió plenamente identificado.

Después de una carrera de éxito, en la que participó en varias campañas de la guerra carlista como oficial de artillería del ejército liberal, a los 32 años decidió abandonar el servicio de las armas para dedicarse a la pintura. Si bien también cultivó argumentos como los religiosos, las figuras femeninas, los paisajes y el retrato, fue con las composiciones protagonizadas por los caballos y las escenas dedicadas al mundo de la milicia como su cotización alcanzó cotas importantes.

Josep Cusachs y Cusachs - Teniente Coronel de Artilleria leyendo el periódico - (1880) -Óleo sobre lienzo - Inspección General del Ejército - Barcelona

 

Creador de un realismo elegante y próximo a maestros como Courbet, Daumier y Millet, sintonizó igualmente de lleno con la pintura al aire libre defendida por los impresionistas, recibiendo influencias pictóricas maestros como Jean Louis David, que fue pintor oficial de Napoleón, o de Antoine Jean Gros, su mejor discípulo, así como también destacar a Jean Louis Ernest Meissonier o Alfonso M de Neuville.

Josep Cusachs  y Cusachs - Maniobras de Calaf - 1892 - Óleo sobre lienzo - Inspección General del Ejército - Barcelona

Cusachs presenta una pintura disciplinada, firme, precisa. Disponía de un gran poder de captación de la imagen y la situación, que sabía plasmar tanto en el lienzo como en el papel. En general, no se aprecia grandes variaciones paisajísticas. De hecho, muchas de las obras se observa la misma gama cromática, producto de su colaboración con Joaquim Vancells (1866-1942), que perteneciente al Modernismo, estaba considerado como un paisajista destacado.

Josep Cusachs hizo mucho más que pintar un cuadro: hizo una crónica. Actualmente sus cuadros son un documento gráfico de cómo se vivía el ambiente militar en la España del siglo XIX.

Josep Cusachs y Cusachs - Desfile en el campo delante del rey Alfonso XIII - (1904) - Óleo sobre lienzo -Museu Nacional d'Art de Catalunya (MNAC)

En sus lienzos sabe reflejar a la perfección la tensión de los soldados esperando los acontecimientos y la incertidumbre de los mismos, la formación para el ataque, o el paso de revista como demuestra la obra: Desfile en el campo ante el rey Alfonso XIII, que huye de florituras, no hay paisaje prácticamente y presenta una situación austera, sin la grandeza propia de un desfile organizado, siendo el primer plano de los equinos, algo que el espectador ve casi único término. Apenas se define la figura del rey.

Josep Cusachs y Cusachs - Batería de Montaña - 1886) - Óleo sobre lienzo-Inspección General del Ejército - Barcelona

Para el espectador actual, con visión cinematográfica, Batería de montaña (Cañones Plasencia), una obra de 1886, le supone algo conocido de los filmes de ambiente militar. Magnífica situación de los soldados, el detalle de los uniformes, el movimiento del caballo e incluso la expresión de los soldados en primer término.

Josep Cusachs i Cusachs - Toma del Fuerte Collado de Alpuente - (1900) - Óleo sobre lienzo - Museo histórico militar de Valencia

Naturalmente, muchas otras obras, dibujos y bocetos, así como carteles – Cusachs fue el introductor de la cartelería publicitaria - pero en cuanto la obra militar de Cusachs, merece destacarse Toma del fuerte del Collado de Alpuente, sencillamente único, si lo comparamos con el montón de escenas que hemos visto del mismo tipo en muchos filmes. Dos formas de contar la historia, con absoluta concordancia. En la pieza puede observarse una estructura piramidal, apreciándose un dominio perfecto de la perspectiva, en la que se ha captado una escena de planteamiento estratégico. Muy interesantes las posturas de los soldados, los detalles en las manos, y las obvias diferencias entre la tropa y los mandos.

Josep Cusachs y Cusachs - Batalla de Arlabán - (1888) Óleo sobre lienzo - Museu Nacional d'Art de Catalunya (MNAC)

Por supuesto, dentro de la excepcional profesionalidad de Cusachs, que amaba la obra que creaba, y en la que se aprecia el hecho intrínseco de ser militar, algo que le permitió ser conocedor profundo del entorno plasmado en sus obras, merece destacarse el dominio de todos los formatos, lo cual demuestra su enorme capacidad de adaptación, interesantes paisajes nevados – no sabemos en éstos colaboró su amigo Vancells, pero debemos dar oportunidad a que el maestro también tomase como reto el paisaje para su obra, así como los retratos castrenses de personajes ilustres, entremezclados con cabos de gastadores de infantería, sargentos de húsares de la princesa o de un teniente coronel de artillería leyendo un periódico.

Josep Cusachs y Cusachs - Retrato del Capitán Eduardo Temprado Pérez (1898) - Óleo sobre lienzo - Grupo de Artillería Antiaérea III/73, Patriot - Marines (Valencia)

En todos se aprecia un dominio técnico del retratado, pero en absoluto un retrato psicológico del mismo. Cusachs simplemente plasmó al personaje en una época donde el retrato estaba muy en boga. No sabemos si el personaje era bueno o malo, educado o brusco, rico o pobre. Simplemente observamos la austeridad de un militar, al servicio de su país y de su causa. Los retratos del Capitán de Artillería Eduardo Temprado y Pérez (1838-1874), Caballero laureado de San Fernando y del general Antonio Ricardos (1723-1794) muestran ese sentido del deber de todo militar, al igual que el reconocimiento al rey Fernando VI (1713-1759), cuyo efímero reinado no evitó que se le llamase “el justo” o “el prudente”.

Josep Cusachs y Cusachs - Galanteo (1884) - Óleo sobre lienzo - Museu del Modernisme de Barcelona

Para finalizar esta crítica, merece destacarse el glamour y la distinción que Cusachs supo dar a los personajes de la sociedad civil, en la que el militar muestra su clase y su educación con las damas. Su obra Galanteo de 1884 puede apreciarse una escena plagada de exquisitez, de composición y estructura equilibrada y que muestra un aspecto refinado de la sociedad de la época.

Así mismo, el Museu del Modernisme de Barcelona, aporta a la muestra otra pieza perteneciente a su colección permanente: Pensée Lointaine, de 1894, una pieza de gran formato con un oficial de dragones en primer término, y que en su momento formó parte de la exposición Mysteria, en la que se pudo descubrir la rectificación del pintor con respecto a la pata del equino, que con curiosidad mira fijamente al espectador.

osep Cusachs y Cusachs - Esbozos - Lápiz y carboncillo sobre papel - Década de los años 80-90 del siglo XIX - Inspección General del Ejército de Barcelona

Una exposición extraordinaria, en la que además merece dedicar especial atención a los marcos de muchas de las piezas, a buen seguro de la época, y de excelente calidad, y que se acompaña con un ilustrado y didáctico catálogo realizado por el Ministerio de Defensa, que permite apreciar la obra de un pintor modernista, que convivió con los máximos exponentes de la época como Ramon Casas o Eliseu Meifren, con una capacidad técnica extraordinaria, especializado en pintura militar, pero que supo cultivar otros géneros y que sin duda merece el título de maestro.

Museu del Modernisme de Barcelona
C/ Balmes, 48n
Barcelona

https://www.mmbcn.cat/es/

 

 

Otros artículos